Niños con altas capacidades intelectuales (AACC)

En este artículo vamos a conocer las características de niños con altas capacidades, sus necesidades emocionales y como tratar a los niños que tienen AACC.

Características de niños con altas capacidades

No hay reglas fijas, las altas capacidades se manifiestan de forma diferente en cada uno de los niños en base a factores diferentes. Un niño con altas capacidades es algo más allá de tener un CI alto.

La detección se realiza por medio de pruebas claramente establecidas con protocolos estandarizados que nos llevan a ver si cumple los requisitos que, están establecidos por ley y por comunidad autónoma. Por ello es conveniente ponerse en manos de profesionales y llevar a cabo una serie de pruebas para poder determinarlo.

Se pasan tests según la edad, que miden diferentes aptitudes, creatividad… y se complementan con entrevistas a los padres.

Por destacar algunas características:

  • Aprender rápido, con buena motivación.
  • Gran comprensión del entorno, asimilación de normas adecuadas, madurez.
  • Perfeccionistas y muy sensibles.
  • Lenguaje amplio y buen uso de él.
  • Inicio de la comprensión de los conceptos más abstractos.
  • Necesidad de experimentar, de tener la mente ocupada.
  • Excelente memoria

Las necesidades emocionales en niños con altas capacidades y cómo gestionarlas

Manifiestan sus emociones, su motivación, su personalidad de forma también diferente. Todo ello es necesario de tenerlo en cuenta para poder acompañarlos y aportarles en positivo lo que necesitan.

Cómo tratar a los niños con altas capacidades

Mi experiencia con las familias con niños y jóvenes de AACC me ha llevado siempre a trabajar desde cada niño como único. Es importante distinguir las características que comparte con niños con ese diagnóstico, pero, sin olvidar su singularidad. También he trabajado con las familias aportando recursos, psicoeducación e inclusive desde grupos donde poder exponer las inquietudes y compartir experiencias que son muy importante para comprender a veces las conductas de nuestros hijos con esas características.

La familia y las personas que rodean a las personas con AACC son muy importantes e influyentes en cómo va a ser su desarrollo. Estimularlos adecuadamente será importante y aún más hacerlo conjuntamente padres y colegio.

La familia será la encargada de transmitir normas, el conocimiento de sus deberes y derechos, manejar la frustración, gestionar sus emociones, que suele ser un punto “débil” en los AACC, ayudarle en su autoconocimiento y aceptar sus diferencias, fomentar las habilidades sociales, el trabajo en grupo, fomentar su creatividad a la vez que enseñarle a “no hacer nada” (en este punto el mindfulness para niños nos aporta ese recurso).

Juegos y actividades para niños con altas capacidades

Hay un gran número de actividades que podemos desarrollar con nuestros hijos para “potenciar” estas capacidades. En base a nuestra experiencia podemos determinar 3 tipos de actividades principalmente:

  • Jugar a juegos de cartas con ellos para potenciar las áreas relacionadas con matemáticas, memorias y estrategia. Adicionalmente puede ayudar para construir / reforzar sus aptitudes sociales.
  • Comidas con ellos.
  • Viajar descubriendo.

Si te preocupa algún aspecto respecto a tu hijo, estás pensando en buscar asesoramiento o alguien a quien contar tus dudas, si quieres buscar soluciones te animo a contactar conmigo aquí.